Aunque es un recorrido que he hecho muchas veces, ya hacia tiempo que no subía por la senda de la Cueva del Tesoro hacia el Frailecico, o no tenía tiempo de hacer un recorrido mas largo, o no tenía ganas, la cuestión es que ese fue el pateo del día.

Como siempre llevo la fuji encima y las nubes me gustaron, hice varias tomas en las que son bastante protagonistas, o ellas o sus sombras.

En este caso son las sombras que se proyectan sobre el suelo lo que me llamo la atención.

Y una toma muy parecida a la primera pero en vertical.

Y de nuevo las sombras, con algún elemento mas.

Y como casi siempre que paso por aquí no puedo evitar hacer la foto de rigor, y es que el sitio lo merece.

Creo que solo me falta subir a medio día para ver si la iluminación da una mejor profundidad.