En el Darién, ademas de Emberas, Wounan, selvas y ríos, también hay zonas ganaderas. Cerca de Yaviza esta Aligandí, es la finca de uno de los ganaderos mas importantes de la zona. Contactamos con él y quedamos para ir una mañana, pero el día que nos presentamos Terremoto y yo en la finca, él había salido y no nos pudo atender, aun así, dimos una vuelta por la zona. Se trata de ganadería extensiva, y en esos días las parcelas cercanas estaban en periodo de recuperación. Están valladas, y nos contaban los operarios que nos encontramos que hay que mantener las puertas bien cerrada, pues los toros no tardan en buscar a las vacas.

Nos fuimos colina arriba por una pista por la que un vecino estaba sacando madera. No estaban circulando los camiones, y el recorrido fue tranquilo.

Desde arriba y en terreno despejado el Darién luce así. Hacia el noreste.

Y hacia el norte, con el acopio de madera en el encuadre, y los camiones, estamos en zona de influencia de los Estados Unidos, por lo que todo es maquinaria americana, en este caso Mack.

En las zonas de pasto quedan algunos arboles.

Un poco mas arriba y hacia el este, la laguna de Aligandí, como la mas lejana laguna de Matusagarati, a sido parcialmente desecada para el cultivo arroz por parte de un inversor extranjero.  Los grupos de presión locales han conseguido detener la conversión de la zona en agrícola, pero no se va a revertir el estado de las parcelas ya transformadas.

Cuando ya nos dábamos la vuelta nos encontramos con un vecino a caballo.

De regreso me contaba Terremoto que nunca había  estado por esa zona, y nunca había visto el Darién de esa forma.  Aunque las zonas donde viven de los Embera también son altas, se mantienen mas salvajes, por lo que los arboles no permiten ver en la lejanía.