El Real de Santa María esta en la parte baja del Tuira, y desde allí se puede ir hacia Pijibasal, una aldea Emberá que esta dentro del parque nacional del Darién. Es una camino para carros (coches), caminando se puede hace en cosa de dos horas depende del paso, son cosa de 11 km. y bastante llanos. Ni que decir tiene que nosotros lo hicimos a pie.

Y entre el calor, la  humedad de cruzar un par de ríos, y la arenilla que se me metió en la zapatilla resulta que acabe con una rozadura en el pie, hacia mucho tiempo que no me pasaban estas cosas.

Al salir del Real, todo son cercados a lo largo del camino, son todo parcelas de ganaderos.

En alguno de los postes, nos encontramos con nidos de avispillas, por suerte, estaba vacío, si no seguramente no me habrían dejado acercarme.

Seguimos con los cercados al lado del camino, las montañas que se ven al fondo, entre las nubes, son Colombia.

En un tramo del camino, nos encontramos con algunos habitantes de las propiedades que hay cerca, nos dieron una mirada, y nos dejaron pasar sin mayor problema.

Conforme nos acercamos al parque nacional los lados del camino se hacen mas frondosos. Aunque detrás de la vegetación siguen las cercas.

A partir de aquí ya estamos en el parque nacional de Darien.

Y por fin llegamos a nuestro destino.

Dimos una vuelta por la comunidad, pero estaba prácticamente desierta, a estas horas estaban trabajando.

El lugar esta muy aseado, y aquí si que mantienen la estructura tradicional de la casa Emberá, elevada y circular, con techos de palmera.