En el rio, a ver si alguien se va ha creer que es de verdad el primero del año, y en realidad fueron solo los pies.

Últimamente me esta dando por sacar la Nikon de la mochila, en esta ocasión ademas el trípode y el bigstopper. El motivo fue el barranco de Tabaira en la central, pues es el único tramo que lleva agua en estos momentos. Media España inundada, y aquí parece que tengamos un paraguas puesto permanentemente.

La idea era captar el movimiento del agua, y para ello, trípode, bigstopper, y tiempo de exposición largo, cosa de 13 segundos. En esta no fue menester meterse al agua.

Para la siguiente tampoco, el mismo motivo, un poco mas arriba.

Ahora si, para llegar aquí ya tuve que capuzarme en la rambla.

En el mismo sitio, pero en vertical.

Un poco mas arriba, mas piedras, y el agua corriendo entre ellas.

Y la última de la serie.

Una turbina de la central estaba en marcha, y no bajaba mucha agua, queda pendiente repetir cuando se de el caso, igual conviene esperar al verano, pues estuvo en un tris que fui de cabeza al agua.