Resulta que cuando caminas por el monte te encuentras con algunos “arboles” artificiales. Fueron puestos ahí por los hombres, y tienen una función que no es la de los naturales, en concreto estos se dedicaron en su momento al transporte de energía desde la central hidroeléctrica de Chulilla. Hay dos lineas paralelas, de una, la mas antigua no quedan mas que los restos de los postes en este caso de cemento,  se nota el paso del tiempo, y los tres incendios que han pasado por esta zona desde que yo tengo memoria. Fue desmantelada, y sustituida por una mas moderna de postes metálicos.Ademas han pasado desbrozando debajo de los cables.

La siguiente un poco mas adelante y desde abajo hacia arriba.

Y para terminar con los postes.

Aunque bajando por el losar me encontré los restos de un árbol de verdad, y aprovechando las nubes y añadiendo un disparo de flash.