Tengo uno negro en las bodegas que cuando nació era un arisco, ahora, después de expulsar a su madre, y quedarse solo, busca algún cariño, pero solo cuando tiene hambre, y es que los gatos son así, independientes.

Hace unos domingos en el suplemento venia un articulo sobre un trabajo de un fotógrafo lituano (Gabriel Khiterer)  en el que estuvo fotografiando gatos callejeros, empezando por los que se encontraba cerca de su residencia. Al hilo de este trabajo, son un sujeto que de vez en cuando he fotografiado, cuando me los he encontrado, aunque son recelosos, si  no se sienten amenazados, son grandes modelos.

Este concretamente, me permitió esta.

Y esta otra.

En otra ocasión y en el mismo lugar, estaba toda la cuadrilla.

Y lo mismo, estaban plácidamente sesteando, y me dejaron hacer varias tomas mas.

Creo que estos mininos no son salvajes, aunque sí viven en la calle, algún vecino los cuida. La próxima ya tiene casi 4 años y este creo sí era salvaje, esa mirada es diferente de los anteriores.