En mi primera ocasión en Panamá, me enviaron a visitar Bocas del Toro, y como soy obediente, para allá que me fui, aunque no soy muy de playa. En aquella ocasión me di cuenta que estas playas si que me gustan, eso de las palmeras al lado del mar es una gozada. Pero en los dos días que estuve en la isla, no me dio por acercarme a este sitio. Fue unos días después estando en la otra parte del país cuando me nombraron Playa Estrella, y a sido este año cuando he podido acercarme.

El nombre le viene de la cantidad de estrellas de mar que te encuentras a unos metros de la orilla.

Cuando se llega a bocas del draco, con el autobús, te están esperando con lanchas para acercarte a varias playas, en mi caso decidí ir andado.

Son cosa de 15 minutos andando, entre playas y manglares, y es un camino que vale la pena recorrer.

Esta fue la primera estrella que encontré.

La marea estaba baja, y algunas lanchas estaban fuera del agua.

A la sombra, te encuentras aparte de unos cuantos chiringuitos, alguna canoa.

Pero las protagonistas del lugar siguen siendo las estrellas, que están a escasos 5 metros de la orilla.

Y al contrario de playa Paunch y Bluff que están al otro lado de la isla, esta parte esta resguarda, y el agua esta muy calmada, por aquí se ven pocos surfistas.