Pues sí, me fui unos días al Caribe, pues no esta nada lejos, eso si, son 100 km, y para no bajar la media, cuatro horas de autobús. Otra vez en un coaster. Definitivamente nos son de mi talla, y me tocó ir bien encogido, por suerte, esta vez no había raegeton. Y por otro lado el paisaje era espectacular. Para ir de David, en el Pacífico hacía Bocas del Toro (que así se llama mi destino) hay que atravesar la cordillera central, y de no ser muy consciente de donde se está (trópico), bien se puede pensar que andamos por los bosques  pirenaicos. Queda para otra ocasión hacer el recorrido en carro, y disfrutando del paisaje que bien merece un día.

Después de las cuatro horas, hay que subirse a una lancha en Almirante, y en cosa de 15 – 20 minutos se llega a Isla Colon, aquí el paisaje no tiene nada que ver con el de días anteriores. Mar y barcos.

Lo primero fue buscar un hotel, de los muchos que hay, y después de instalarme y comer, por la tarde, agarrar la carretera y dar una vuelta. Pero  no nos olvidemos que en el trópico, y sin avisar se pone a descargar agua a pozales.

Y lo mismo que arranca, para. Así que a seguir caminado, antes de salir de la ciudad, me tropecé con el parque de bomberos.

Un poco mas adelante ya comienzan las playas, a esta se la llama Playa el Istmito.

Y como llevaba el trípode y con la ayuda de un filtro neutro, otra versión del mismo sitio.

El camino discurre al lado del mar, y alterna playa, manglar y rocas.Al fondo Bocas del Toro.

Y esta es playa Paunch, es una de las playas surferas que hay en la isla, mas adelante, queda playa Bluff, las dos están mas expuestas al Atlántico, por lo que son mas destino de surf que de baño.

Aquí también pasé un rato con el trípode.

Y para la próxima entrada dejo lo que yo buscaba en Isla Colon.