Algunos sábados por la tarde, agarro la fuji, y me voy por la senda de las pinturas rupestres hacia el pantano, y la súper masificada senda de los pantaneros, (parece que solo exista esa senda en toda Chulilla), casi siempre voy a contra corriente y a deshoras, cuando no hay nadie, con lo que me cruzo con muy poca gente, aunque rara es la vez que no me cruce con algún grupo de caminantes.

Por la tarde, casi llegando a Cullibres cuando la senda ya discurre por el propio barranco el sol da en la espalda, lo que significa que si te das la vuelta, te lo encuentras a contraluz y bastante bajo, así que moviendo la cámara «tapé» el sol con un pino, aunque con lo enfadado que estaba no se nota nada.

Al llegar al camino de Cullibres me encontré con este el cielo, si no me equivoco son cirros.

Un rato después ya en la Senda de los Pantaneros, me toco capuzar el trípode en el rio para hacer esta toma casi a nivel del agua.

Y ya debajo del primer puente, otra vez el trípode al agua, y con un filtro neutro, cuatro segundos de exposición y tenemos esto.

Moviendo un poco el trípode hacia la izquierda, y casi con la misma configuración de cámara.

En mitad del segundo puente me encontré una telaraña, y después de unos cuantos intentos, me quede con esta.

Un rato después casi al final de la senda al lado de la misma hay un montón de flores.

Y otra versión, esta con el flash de la cámara.

Y poco después en casa. Aunque parezca mentira un recorrido tranquilo. Como digo por la tarde no hoy casi gente en la senda, la marabunta  ataca por las mañanas. A mi parecer creo que sobra promoción de la senda, no hay capacidad en el pueblo para absorber la cantidad de gente que viene, cuando ademas su único objetivo es pasar por los puentes, y hacerse el «selfie», con lo que los «tapones» están garantizados.