Y llego el día que me fui de Soloy. Había quedado con Zully en David a primera hora de la mañana, así que me toco madrugar, pues el primer autobús pasa hacia las 6 de la mañana, pero como es habitual por estas tierras cunado me acercaba hacia la parada lo oí llegar, (suelen salir cuando al conductor le viene en gana, si esta lleno salen antes, y si no es así, se esperan a que se llene), así que me toco esperar al siguiente, que llego cosa de una hora después desde David, venia lleno, pero como también es normal, si es preciso se empuja y se llena mas, el caso es que a mi me toco ir en la puerta de pie, y la sorpresa fue que el autobús seguía recogiendo a pasajeros de tal forma que los últimos iban colgados de la puerta.

Menos mal que al llegar al cruce con la interamericana, muchos pasajeros se quedaron allí y hacia David pudimos ir con la puerta cerrada, aunque de pie. Cuando llegue Zully aun no había llegado, no tardo mucho, nos fuimos hacia Volcán, hacia Sitio Barriles, pero como dije en esta entrada antes toca mostrar La Piedra Pintada de Caldera.

No hay una explicación consensuada sobre el significado de los dibujos, parece que son representaciones de la vida cotidiana, animales, escenas diarias, amaneceres etc. En un cartel se relata que según una leyenda de los indígenas Doraces bajo la roca se encuentra un tesoro al que los indios no pueden tocar y llegaran extranjeros que lo sacarán.

Lo que si es cierto es que al día de hoy, los trazo están marcado con distintos colores, parece ser que una asociación pretende conservarlos de esta forma.

Y también es cierto que algún energúmeno se dedica actualizarlos , con nombres fechas y demás mensajes con profundo significado (nombres, fechas, «te quiero …»)

Y ahora nos vamos a Sitio Barriles, hoy vamos de lugares arqueológicos. Lo primero que vemos al llegar al lugar es un molino de piedra, hay varios por el lugar, se trata de poner la piedra a moverse y echar el grano por los lados, y cuidar que no te pille los dedos, pues pesa mas de lo que parece.

También de ven algunas figuras talladas en roca.

Y una reproducción de los enterramientos que se encontraron por la zona.

A parte de los restos en el lugar hay una vegetación exuberante, un par de ejemplos de flores.

Aunque lo que mas llama la atención es una piedra que tiene una cara completamente lisa, en la que no hay nada. pero cuando se moja aparecen unos dibujos, aquí aun seca.

Y aquí ya mojada, y tratando la foto sin miramientos en para intentar sacar a la luz los pictoglifos, algunos he conseguido que se vean, son los trazos mas claros.

Según nos dijeron aun no se sabe como están hechos, pues la piedra no tiene marcas como en los petroglifos. Y después de esto nos fuimos a Cerro Punta, que es la zona de huerta, pero eso para la próxima.