El sábado siguiente había quedado con Zully y Natalia para ir a los pozos termales de Caldera, unas pozas, que varían entre 34ºC y 44ºC, nosotros elegimos una de 39ºC, en la que después de estar un rato en ella notaba como si estuviese en una cazuela a fuego lento, decimos ir al rio que esta cerca y bajar la temperatura, después de eso nos acercamos a los petróglifos, le dedicare otra entrada. El caso es que después de pasar el sábado fuera de la comarca Ngöbe, el domingo tocaba regresar, nada mas desayunar recibí una llamada de Urcinia que me decía que no subiese a Soloy, que esperase en el cruce, pues la idea era ir a pasar un día de playa en Las Lajas.

Así que después de comprobar que con el autobús no llegaba a tiempo, Zully me acerco al cruce de Soloy donde tenia que esperar a mi familia Ngöbe. El cruce es una explanada en la interamericana desde donde sale la carretera hacia Soloy, allí hay una tienda, en la que  venden de todo.

BRS_20160529_0111

Hacia el otro lado se puede ver la interamericana, esta en obras y al ser domingo no hay mucho trafico.

BRS_20160529_0113

Cuando llegaron me subí a la caja del pickup, y después de cosa de una hora de viaje llegamos a las Lajas, no fuimos la playa, nos dirigimos a la desembocadura del rio San Felix, aguas arriba,

BRS_20160529_0116

y aguas abajo, a la hora que llegamos la marea estaba bajando.

BRS_20160529_0117

Rápidamente se pusieron a preparar los aparejos de pesca, un palo, un un trozo de sedal y un anzuelo.

BRS_20160529_0123

Un poco de carnada en el anzuelo y a pescar.

BRS_20160529_0126

Como en la primera zona no había mucha suerte, se desplazaron un poco mas abajo.

BRS_20160529_0128

Algunos tenían un gran estilo.

BRS_20160529_0130

Urcinia estaba muy concentrada en la tarea que llevaba entre manos.

BRS_20160529_0133

Se dispersaron un poco, algunas se fueron mas lejos, aguas arriba.

BRS_20160529_0134

Urcinia se quedo un rato en el mismo sitio.

BRS_20160529_0135

Estamos en una zona de manglar y la vegetación llega hasta el mar, aunque ahora con la marea baja se perciben zonas de arena.

BRS_20160529_0140

Al final Urcinia también se canso de estar en el mismo sitio y cambio de lugar.

BRS_20160529_0141

Y aquí Denilka decidió que no necesitaba el palo y se puso a pescar con el sedal directamente en la mano.

BRS_20160529_0143

Y así íbamos pasando la mañana.