Santa María

By |viernes, 19 octubre , 2018|Detalles|0 Comments

Hace unos días, después de las fiestas del Cristo, y a idea de Alicia, nos fuimos a pasar el día a Peñíscola, la escusa fue ir a visitar a Jose, un amigo del pueblo y primo de Alicia que esta de voluntario en una replica de la nao Santa María, andaba esos días por algunos puertos de la comunidad, de hecho al día siguiente salían hacia Valencia. Ademas aprovechamos la noche anterior para pasarnos por el Bonica Fest 2018 .

Según nos explico Jose, el barco desplaza unas 200 toneladas, de los cuales 100 son lastre, un calado de 1 metro en la proa y 2 en la popa, estando amarrado el movimiento era muy evidente, así que en mar abierto debe ser bastante divertido. Constaba de una tripulación de unos 30 marineros, la mayoría de los cuales dormían en cubierta, hiciese el tiempo que hiciese. Al contrario que las carabelas, este barco disponía de castillo de proa, y una segunda altura en el castillo de popa. En su época, fueron lo ultimo en tecnología marítima.

Estaba amarrada al final del muelle, y desde el castillo de Peñíscola ofrecía esta vista.

En las orillas del Chucunaque, Yaviza

By |sábado, 13 octubre , 2018|Paisajes, Rio|0 Comments

Yaviza esta ubicada en una curva del río Chucunaque, esta rodeada por el rio en prácticamente un 80% de su perímetro. El año pasado cuando estuve por esta tierras, era muy habitual la niebla, y en esta ocasión no fue diferente, así que en cuanto me levante y salí al balcón y vi el ambiente, agarre la cámara y me dirigí hacia el rio.

El ambiente con la niebla me parece muy especial, la vegetación, el rio, el puente y las piraguas contribuyen a esta atmósfera. Normalmente no dura mucho, en cuanto asoma un poco el sol la niebla desaparece y el entorno luce muy diferente.

Artesanias

By |viernes, 5 octubre , 2018|Detalles|0 Comments

Algo que fue común en cada comunidad que vistamos era convocar a los grupos de artesanas de cada lugar para que nos mostraran sus labores.

En algunas comunidades trabajaban en solitario, en otras estaban organizadas en asociaciones, y en otras en camino de formar un grupo. Por el contrario en la comunidad de Villanueva no nos mostraron nada, estaban muy desilusionadas, pues es una comunidad bastante lejana, con lo que la llegada de visitantes es prácticamente nula, y también tiene algo que ver en el estado de animo el  abuso que hacen los intermediarios.

Una muestra de las artesanías. Son mascaras que representan animales.

En Punta Grande

By |viernes, 28 septiembre , 2018|Detalles, Gente|Comentarios desactivados en En Punta Grande

Subiendo por el Tupisa, después de cosa de dos horas de piragua, en medio de un rio repleto de meandros, nos encontramos con un emberá  en la orilla que nos hacia señas para que nos acercáramos, resulto ser Marino, el hermano de Terremoto, que es quien manejaba la piragua en la que subíamos, se coloco en la proa de la piragua y en ciertos sitios indicaba por donde teníamos que pasar, pues a pesar de que estábamos en “invierno” el río no bajaba con un caudal excesivo y en ciertos lugares la hélice podía tocar el lecho del río con el consiguiente riesgo de romperse.

Cosa de veinte minutos después llegamos a Punta Grande, que es la comunidad de la que procede Terremoto y su hermano. Es en el único pueblo en el que vi la tradicional casa emberá, elevada sobre el suelo, redonda y sin paredes.

De vuelta a los ríos

By |viernes, 21 septiembre , 2018|Rio|Comentarios desactivados en De vuelta a los ríos

El año pasado me quede con las ganas de recorrer el río Tupisa, cosa que conseguí hacer en mi primer día en el Darien este año. Otros que tuve ocasión de recorrer son el Chucunaque , Chico y Tuquesa, y una pequeña incursión en el Tuira.

De todos ellos, el mas angosto es el Tupisa, estrecho, y revirado, nos costo cosa de 2 horas llegar hasta Punta Grande. Durante todo el recorrido yo andaba embobado con la vegetación que ocupa las orillas, en algunos de esos arbole se pueden ver monos aulladores, aun recuerdo el salto que di en la piragua el día que unos cuantos de ellos nos ofrecieron algunos de sus gritos justo cuando pasábamos bajo ellos sin advertir su presencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies